¡Una cervecería increíble!

Había visto un par de reportajes sobre los colores y el arte, sobre la arquitectura de la torre, que es el símbolo de la cervecería de la que les voy a platicar hoy. Y honestamente, la torre fue lo que me atrajo. Ok, tambien las cervezas (no quería decirlo abiertamente je je…)

¡Comenzamos!

Arte, color y cerveza

En Abensberg, un pueblito de 15,000 habitantes se encuentra la cervecería Kuchlbauer, es antigua tiene más de 500 años, pero se ha hecho famosa o al menos muy visitada en los últimos años porque al mismo tiempo que se descubre la historia y proceso de elaboración de las cervezas que ahí se producen, va uno adentrándose a un mundo de fantasía y color, un mundo soñado por el artista austríaco Friedensreich Hundertwasser y concretado por el arquitecto Peter Pelikan.

Así se ve desde la esquina. Una fachada colorida. Kunsthaus, la galería de arte donde se acoge parte de la valiosa obra de Hundertwasser, un visionario, un hombre que dejó mucho al mundo y que su arte sigue influyendo y dando de que hablar. Muchos opinan que su obra es es pop art, que es Kitschig, pero de que vende, ¡vende!


Un recorrido de fantasía

Entrar a la cervecería Kulchbauer es llenarse de cerveza pero también de color y de arte. Es disfrutar y sentirse como en Disneylandia, rodearse de fantasía y duendes. Sí, duendes, una historia que inventó el dueño de la cervecería, a fin de hacer la visita más entretenida. Dice que quienes elaboran la cerveza de trigo, son unos duendes. Cada duente tiene un nombre y una tarea especial, el que le mueve a la olla, el que se encarga de probar la cerveza, el que controla la calidad y el que la distribuye.

Las cervezas que elaboran “los duendes”, todas de trigo, son:  Helle Weisse (clara), Turm Weisse (fermentada en botella), Alte Liebe (obscura), Aloysius (dunkler Bock), Sportsfreund (la que tienes menos porcentaje de alcohol 2.8%).

¡En la torre! Kuchlbauer-Turm 

Característico de la cervecería, como les decía al inicio, es la gran torre en el centro del patio, a un lado del Biergarten. Una torre de 35 metros de alto, llena de color y de fantasía. ¡Simplemente sensacional! El diseño fue realizado por el artista Hundertwasser quien desafortunadamente falleció en el 2000, antes de que se terminará totalmente el proyecto, por lo que, el arquitecto Pelikan continuó el diseño del interior. El resultado ¡es sorprendente! En cada peldaño, en cada nivel de la torre se va contando la historia de la cervecería de una manera divertida, creativa y llena de fantasía:
 

La torre colorida que integra a la naturaleza. Color, diseño y naturaleza, los elementos que el artista Hundertwasser incluía siempre en sus proyectos.

 

Los ingredientes de la cerveza plasmados en el arte y diseño de la torre: agua, malta, levadura y lúpulo de la región de Hallertau, donde se encuentra el pueblito Abensberg.

 

La cevecería cuenta no solo con la torre espectacular, sino con un agradable Biergarten donde se puede disfrutar de una buena cerveza o comida regional.


Información para visitantes

Por si algún día tienen la oportunidad de visitar la cervecería Kulchbauer, les comparto alguna información básica:
Duración del tour: 90 minutos. 
Costo: 12 Euros, incluye bebida y Brezel al final del recorrido.
Cómo llegar a Abensberg: en tren, en auto o en bici. A 30 kilómetros de Regensburg, a 100 kilómetros de Munich. Costo del tren 28 Euros, ticket Baviera que es válido para cinco personas. Con este boleto, en un día, puedes recorrer varios pueblitos…y varias cervecerías en la región del Hallertau y más allá 🙂 
Cómo llegar a la cervecería desde la estación del tren: a pie, queda como a 300 metros. Máximo 10 minutos.

Por último: ¡la maravillosa vista desde la torre!

En primer plano, los tanques de la cervecería. Luego, el pueblo Abensberg…y a lo lejos, la vegetación que compone la región del Hallertau. Si alguno de ustedes, alcanza a mirar las plantas de lúpulo, me dice por favor 😉 Prost! ;D 

La visita a cervecería Kulchbauer es parte de mi viaje cervecero a la región de Hallertau, algo que les compartí en este post: 

¡Una lupulosa y maravillosa escapada!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.