Biergarten – Jardines de cerveza en Alemania

Los jardines de cerveza, “Biergarten”, como se les conoce en el idioma alemán son  áreas al aire libre con mesas y bancas, donde se puede disfrutar de una cerveza y del buen clima (esto claro, solo durante la primavera y verano 😉 ) ¡Los hay chicos, grandes y abundan por doquier!: en los pueblos, ciudades, a la orilla de un lago, en medio del bosque o ¡hasta en lo alto de una montaña, donde uno pudiera creer que no hay ni la mínima señal de civilización!

¡Los jardines de cerveza ¡son una maravilla! Se tiene contacto con la naturaleza, hay árboles, pajáritos, y el élixir de la felicidad a base de malta y lúpulo; además, de que es el lugar indicado para conocer la vida y cultura de este país: acude gente de todas las edades, disfrutan de una o dos cervezas, comen salchichas, pan, bretzel, papas, mientras conversan tranquilamente o juegan ajedrez. Luego se van a pie o en bicicleta…

¿Cuando y cómo surgieron? Una opción que se convirtió en tradición…

Los jardines de cerveza surgieron hace poco más de doscientos años en Munich, en el sur de Alemania, cuando a las cervecerías sólo se les permitía elaborar y servir sus maltositos líquidos durante los meses de otoño e invierno. Para no estar límitados en producción ni en venta, los cerveceros decidieron construir sótanos a lo largo del río Isar, a fin de que durante el proceso de fermentación, la cerveza, con el frío del suelo cercano al agua, se conservara en la temperatura adecuada, y de esta manera, pudieran ofrecer cerveza durante todo el año.

La gente de los alrededores, acudía a los sótanos cerveceros, llenaba sus grandes tarros llamados “Steinkrug” y se los llevaba a casa; sin embargo, cada vez llegaban más interesados y optaban por quedarse ahí. Como no había suficiente espacio adentro, los dueños, empezaron a poner bancas y mesas afuera, no vendían comida, sólo cerveza, por lo que las familias enteras llegaban con canastas llenas de queso, jamones, pan, salchichas, rábanos, mantequilla, ¡mmm! Y mientras los niños trepaban árboles o chapoteaban en el río, los adultos convivían, comían y se refrescaban con cerveza.

biergarten2

Con el tiempo, se fueron abriendo más jardines de cerveza por todo el país.

Actualmente, unos conservan el concepto original de no vender comida, sólo bebida y “sirvase usted mismo”, mientras otros sí tienen servicio de restaurant. Lo que si es común denominador: los Biergarten son para toda la familia.

Así, parte de la cultura cervecera y de la vida en tierras germanas: disfrutar tranquilamente no sólo de la famosa bebida milenaria, sino también de la naturaleza, del tiempo libre con la familia y los amigos ¡Placer total! Prost! 😀

biergarten3

Si te gusto este post, comparte con tus amigos un poco de cultura cervecera 😀

Leave a Reply

Your email address will not be published.