Inauguración de la cervecería “Bierfabrik” en Berlín.

Después de haber elaborado su cerveza, por casi tres años en plantas de otras cervecerías, lo que se le llama “gipsy brewers”,  los chicos de “Bierfabrik” abrieron ayer oficialmente sus propias instalaciones en el distrito de Marzahn, al este de Berlín.

Los cuatro íntegrantes del emprendedor equipo, Julian, André, Sebastian y Sanni, estudiaron Tecnología Cervecera y de Bebidas en la Universidad Técnica de Berlín, y durante varios años elaboraron cerveza en casa, para ser exactos en el balcón. Sus creaciones maltosas eran disfrutadas por sus amigos y por la comunidad, por lo que un día decidieron empezar a producir más seguido, no sólo para ellos mismos, sino también para vender.

Iniciaron en el 2011 con el nombre “Bier4Wedding”, ya fué en el distrito de Wedding, al norte de la capital alemana, donde surgió el proyecto.

Luego, decidieron dedicarse profesionalmente a la producción de cerveza, buscaron un inversionista y lo encontraron; cambiaron nombre, eligiendo “Bierfabrik” y buscaron nuevo lugar donde pudieran acomodarse mejor con tanto tanque y completa área de producción.


Los cuatro son emprendedores y apasionados por su proyecto, se les nota en el brillo de sus ojos al compartir su experiencia y platicar como ha sido el viaje hasta ahora. Tienen ganas – y ya el equipo – para producir y aportar cerveza de calidad, no sólo a un barrio o distrito, sino a una gran ciudad como es Berlín, y hasta a toda Alemania. Prueba de ello es que poco a poco han ido encontrado puntos de venta, no sólo en la capital, sino también en otras ciudades…

Por el momento “Bierfabrik” elabora cinco estilos de cervezas, cuatro de ellas son embotelladas y distribuidas: Wedding Pale Ale (india pale ale); Schabrackentabier (pale ale); Rotbier (red lager); y Heimat (weissbier). Black Wit, es la cerveza que sólo ofrecen en eventos y directamente de barril. 

Además, también elaboran cervezas colaborativas de vez en cuando, según llegue la idea e inspiración. 

Evento de inauguración

La cita fué el sábado 27 de septiembre a partir de las 4:30 de la tarde, y poco a poco empezó a llegar la gente. La invitación se hizo vía Facebook, fué entrada libre y consumo gratis, pero también se aceptaban donativos. Las cervezas a disposición de los invitados fueron: en barril: pale ale, black wit; en botella, la de trigo.

Algunos de los invitados llegaban con regalitos para los emprendedores chicos, otros con sonrisas y felicitaciones. Hacía una tarde soleada, por lo que se pudo estar afuera en las bancas rústicas de leña o conversar  un poco alrededor de los barriles decorativos que acomodaron en las banquetas. También se podía admirar el pequeño huerto de enfrente de uno de los locales vecinos.

Mientras avanzaba la tarde y llegaban más invitados, Sebastián y André realizaron algunos tours guíados por las instalaciones, donde tuvimos la oportunidad de ver el sotáno con toda la materia prima, el molino, el tubo que sube la malta al primer piso directamente al tanque de cocción. 

Escuchamos de viva voz, como es el proceso de elaboración de la cerveza, nos mostraron en detalle los tanques de fermentación, contestaron a preguntas de los curiosos…

Además, pasamos al área de embotellado, que todavía no esta terminada, pero nos compartieron los futuros planes.

Fué una linda y maltosa tarde, en la cual todos los asistentes brindamos por un exitoso futuro a esta naciente cervecería en la ciudad maravillosa: Berlín. ¡Gracias y mucho éxito!

Viel Erfolg! 😀