Vagabund Brauerei – Wedding, Berlín

Definitivamente, uno mis lugares favoritos en la capital alemana para ir a tomar por la tarde, una buena cerveza artesanal, es Vagabund Brauerei.

Es un bar-cervecería en el distrito de Wedding, a unas tres cuadras de la estación del metro U6 Seestr. Un pequeño local, con un modesto anuncio en el exterior. 

Al entrar, lo primero que llama la atención es el pizarrón negro con letras de colores con las cervezas disponibles, justo atrás de la barra y la gran sonrisa de los chicos que atienden. Luego, el espacio con mesas y sillas, ambientado de manera sencilla, rústica, con algunos cuadros en las paredes y objetos antiguos alusivos a la elaboración y consumo de la cerveza artesanal. Al mirar detenidamente al fondo, entonces uno descubre una puerta en una esquina, con una ventana transparente, a traves de la cual, se puede apreciar el cuarto de producción y todo el equipo que se necesita. Pequeño, pero muy, muy limpio. Creo que para entrar se ponen botas de plástico, las ví a un ladito de la puerta…

Vagabund Brauerei fué fundada por tres chicos estadounidenses que desde hace un tiempo viven en Berlín, y que al ver que no era tan fácil encontrar diferentes estilos de cervezas en los supermercados y restaurantes locales, así como tampoco cervezas de especialidad, decidieron empezar a hacer su propia cerveza. Primero en casa, luego a compartir con los amigos. 

Más tarde, en el 2011, se decidieron a abrir su nanocervecería, como ellos la denominan. 

Desde entonces, el bar, el lugar, sus cervezas y el concepto en sí, ha tenido muy buena aceptación en la ciudad. Hay cinco cervezas en barril, regularmente son dos o tres de la casa, más alguna invitada local. Varían de acuerdo a la temporada y existencia. Además, tienen una muy buena selección de cervezas artesanales y de especialidad en botella originarias de diferentes países, principalmente de Estados Unidos y Bélgica, pero también en el menú se leen cervezas inglesas y alemanas de estilo tradicional, de ediciones especiales.

En mis visitas, varias, he tenido la oportunidad de probar diferentes calditos, tanto producidos por Vagabound Brauerei, como de otros productores berlineses, así como también Schoppe Braeu. 

Algo a destacar, además de que el ambiente es muy amigable y el idioma que predomina es el inglés, es el hecho de que no se vende comida. Uno puede llegar con su “lonche” u ordenar algunas pizzas, hamburguesas o falafel de los restaurantes cercanos. ¿Qué tal? 😉  

DIPA y Viena Pale Ale de Vagabund Brauerei.

Cheers! ;-D