10 propósitos para una cultura cervecera

En este inicio de año, momento en que se hace referencia a los propósitos, me gustaría compartir algunas acciones relacionadas al consumo de cerveza que pudieran verse como propósitos y que considero son importantes para mejorar nuestra calidad de vida, ya que nos servirán para ir adquiriendo una verdadera cultura cervecera, que puede transmitirse no sólo en nuestro entorno, sino a las siguientes generaciones:
 
1. Tomar con responsabilidad y moderación: disfrutar el sabor de la cerveza, el momento y la compañía. No tomar para emborracharse, ni esperar el fin de semana “para ponerse hasta atrás”.
 
2. Probar diferentes estilos de cervezas, no sólo a las que estamos acostumbrados. Abrir nuestra mente y paladar, buscar nuevas marcas: elegir algo diferente cada vez.
 
3. Interesarse y conocer lo que se está tomando: leer etiquetas, artículos sobre cerveza, informarse acerca de la gran variedad de estilos; compartir opiniones y recomendaciones cerveceras con los amigos. “Conocer es disfrutar mucho más”.
 
4. Si no has probado cerveza artesanal, este es el año en el que tienes que hacerlo: notarás la diferencia en el sabor, aromas, consistencia y variedad de estilos. Además, consumir cerveza artesanal es apoyar a la microeconomía.
 
5. Si ya conoces la cerveza artesanal o sabes algo sobre el tema “cerveza”, conviértete en promotor de la cultura cervecera: comparte con todos tus amigos las bondades y beneficios de esta milenaria bebida, de lo importante que es conocer lo que se está consumiendo, etc.
 
6. Si ya te consideras un experto, no te creas mucho, sé paciente y tolerante con los que inician.
 
7. Visitar cervecerías locales, así se conocerá lo que se produce en la región y se apoya la economía de la ciudad.
 
8. Es momento de que la cerveza la consumas para maridar platillos: buscar que estilo de cerveza combina mejor con unos tacos, con un mole, pozole, pizza, ceviche, etc. La cerveza es una bebida ideal para acompañar la gastronomía de todo el mundo. ¡Explora y descubre este placer! Si ya tienes idea de maridaje con cerveza, ayuda al prójimo, ¡te divertirás!.
 
9. Dejar de tomar cerveza en lata o en botella, servirla en copa o en vaso de vidrio transparente se aprecia y disfruta mejor.
 
10. Más movimiento corporal, hacer ejercicio, de preferencia al aire libre, disfrutar de la naturaleza o del paisaje citadino… ¿y qué tiene que ver con la cerveza? Bueno, pues que al final de una buena caminata o una buena pedaleada, no hay nada más satisfactorio que recompensar e hidratar el cuerpecito con una buena cerveza.
 
¡Qué el 2014, sea el mejor año para todos!…y lo más importante, que tengamos: ¡Salud!.

*Columna cervecera de mi autoría publicada el martes 7 de enero en Zona Líder y el viernes 10 de enero en periódico El Vigía, sección Vida con Estilo.