La segunda ponchada del año

Con eso de que mi bici no es la de mejor calidad, ni la más cara del mercado, pero sí es para mí, “MI querida, bonita y valiosa bici” que me lleva a pasear placenteramente y gozosamente bajo el cielo azul o nublado, pues ya va por la segunda ponchada del año, la llanta delantera otra vez: un paseíto matutino mixto por las calles transitadas y abacheadas del centro, un poco pedalear sobre la arena de la playa, fueron suficientes para que a la llanta se le hiciera otro canijo e indiscreto hoyuelo y se le saliera completamente el aire.

Afortunadamente alcancé a llegar a casa, antes de que se desinflara.. y las fresas que compré en las esquina, llegaron a su destino final je je 😉

Llevé a que desponcharan la llanta de la bici, al mismo lugar que ya había comentado en el post anterior, ya estando ahí, aprovecharon para revisarla y ajustarle sus frenitos, ya que en la  pedaleada, se sentía pesada pesada, y obvio el esfuerzo y cansancio de quien la conduce, es doble…

Les comento que ya tengo dos años con la “Reina Azul de los Mares” y es la tercera vez en su historia que se poncha, pues sus llantas no son lo suficientemente resistentes y no venían con “cámara” (así se llama el “hulito” entre el rin y la llanta), de hecho tuvieron que ponerle masking tape a la llanta trasera, cuando se ponchó por primera vez, el año pasado.
Mientras esperaba a que me entregaran mi bici, dí un paseo por el parque que queda enfrente del taller, tomé fotos de su variada vegetación, contemplé a los niños pedaleando sus triciclos, a los adultos jugando basquetbol, al señor que vendía las frutas y aguas, a la señora echándole salsa a los chicharrones y a la adolescente haciendo berinche porque su mamá no le daba permiso de regresar sola a casa; también me subí a uno de los aparatos para hacer ejercicio que instalaron en la recién renovada cancha. Como el día estaba soleado, agradable y no era la única clienta esperando, dí un pequeño paseo a pie por las tranquilas calles empinadas de la colonia, desde donde se aprecia magníficamente la bella bahía de mi pueblis… y el oceáno Pacífico 🙂


Como desponchar una llanta

Buscando en la red, encontré un vídeo, que me pareció muy bien explicado, y parece fácil el procedimiento de como cambiar/desponchar una llanta de bici, se los comparto, por si a alguno de ustedes les interesa, es realizado por los chicos de “Rodando en baja”.

Si prefieren ver detalladamente el proceso en imágenes sin movimiento, entonces visiten  el sitio WikiHow, en “cambiar-una-llanta-de-bicicleta”

Aquí entre nos, a mí me gusta andar en bici, contemplar paisajes mientras pedaleo, tomar fotos, refrescar el cuerpecito con unas fermentadas, pasarla bien y compartir mi experiencia, no soy ciclista profesional, ni experta en la materia, y la verdad, eso de “echar mecánica” como que no me llama la atención, je je, al menos no por el momento, pero no está de más informarse sobre cuestiones mecánicas, tal vez algún día me anime a “meterle manita latina” a mi “Reina Azul de los Mares” 😉

¡Saludos!